Las heridas abiertas de Fukushima

El 11 de marzo de 2011, durante 6 largos minutos, la tierra tembló con una fuerza inusitada en Japón. El movimiento sísmico de magnitud 9, el más fuerte en el país desde que comenzaron los registros, creó un tsunami incontenible. Durante media hora, olas de hasta 15,7 metros de altura sacudieron e inundaron la costa de Fukushima. Cerca de 19.000 personas perdieron la vida. Pero la catástrofe mayor estaba aún a punto de ocurrir.

Seguir leyendo

Anuncios