How Working In Wildland Fire Can Change Your Life For The Better/ Como trabajar en incendios forestales puede cambiar tu vida a mejor

Comparto lo que Kelsey Kimber (artículo publicado en wildlandfireleadership.blogspot.com.es) nos cuenta en este artículo. Mi tributo a todos aquellos/as bomberos forestales (y personal de emergencias en general) que hacen que nuestro trabajo sea un placer:

“I’ll be the first to say that wildland fire was never something that I was interested in. For the first 17 years of my life I didn’t even know that there was a difference between firefighters who protected our homes and firefighters who protected our land. Fortunately for me, the summer after my freshman year of college, I found myself working as a dispatcher for the Bureau of Land Management (BLM) in a center that focuses strictly on wildland fire and their personnel. And much to my surprise, this was one of the best decisions and opportunities that I could have ever received.”

Traducción mía (y libre) al castellano:

“Primero decir que los incendios forestales no era algo en lo que estuviera interesada. Durante los primeros 17 años de mi vida ni siquiera sabía que había una diferencia entre los bomberos que protegen nuestras casas y bomberos que protegen nuestros montes. Afortunadamente para mí, el verano siguiente de mi primer año de universidad, me encontré trabajando como operadora de la Oficina de Administración de tierras (BLM), en un centro que se centra estrictamente en los incendios forestales y de su personal. Y para mi sorpresa, fue una de las mejores decisiones y oportunidades que podía haber recibido.


“I’ll be the first to say that wildland fire was never something that I was interested in. For the first 17 years of my life I didn’t even know that there was a difference between firefighters who protected our homes and firefighters who protected our land. Fortunately for me, the summer after my freshman year of college, I found myself working as a dispatcher for the Bureau of Land Management (BLM) in a center that focuses strictly on wildland fire and their personnel. And much to my surprise, this was one of the best decisions and opportunities that I could have ever received.
Working as a dispatcher, I don’t interact directly with the fires, which is fine by me because honestly I’m a little afraid of them. However, over the past three years I have been fortunate enough to interact directly with many of the firefighters, overhead, and personnel who face that fear all summer long and fight wildland fires to keep us safe…as well as those who offer support for the firefighters out in the field, so that we can protect them too. All of these people are different—they walk different styles of life and provide vastly different perspectives not only on fire, but on the ways of the world. However, there is one thing that every person I have ever met within the fire community has in common; an unwavering respect and support for themselves, those around them, and the land that they are working so hard to protect. These people love what they do, they love who they work with, and they have a unique passion for adventure and risking their lives to help keep our land beautiful and safe. These are some of the hardest workers I have ever known and some of the funniest and most honest influences that I didn’t know I needed in my life. Over the past three summers that I have returned to my hometown to work in our dispatch center, they have become my family.

Aside from gaining this family, I have gained knowledge about many aspects of the world that I would have never given a second thought. I have seen the ins and outs of working with the federal government, and I have a new respect for the many processes and people that are put into place in order to protect the land that we live on. I have been pushed out of comfort zone and have been challenged to keep learning and go as far as I can in my knowledge about this job. I have worked with people who believe in me, teach me, still like me even when I mess things up(which is quite often much to my dismay), and give me something to look forward to when I go home for the summer. I have learned far more than I ever would have about weather conditions, the lay of the land, the importance of fully putting out a campfire, and the significance of a lat/long from the point of origin on a fire. While providing entertainment to those around me, I also I learned that I am awful at sharpening tools, it is not smart to wear ankle socks when you will also be wearing hiking boots and digging fire line, copy machines never work the way that you want them too, and it is near impossible to read the weather over the radio when the Barney song starts playing on your coworker’s computer.

Needless to say, this job has been an opportunity that I am so thankful for. I’ve learned a ton, met some of the best people that I will ever know, and have been able to put my earnings towards my college degree, which is something that I will be eternally grateful for. And while this article only states my personal opinion, I know that many of the things that I have said here would resonate with the firefighters, overhead, and fellow dispatchers alike who have made this a career. There are so many fire personnel that I have met in the past three years, who ended up making fire their lifelong path, when like me, they had only planned on working in fire as their summer job. I truly believe that this is because the people you meet and the experiences that you get during your years as firefighter (or in my case, a dispatcher) make it a hard place to leave. It becomes a home and family for so many, and that isn’t something that can you find in every career.

Traducción mía (y libre) al castellano:

“Primero decir que los incendios forestales no era algo en lo que estuviera interesada. Durante los primeros 17 años de mi vida ni siquiera sabía que había una diferencia entre los bomberos que protegen nuestras casas y bomberos que protegen nuestros montes. Afortunadamente para mí, el verano siguiente de mi primer año de universidad, me encontré trabajando como operadora de la Oficina de Administración de tierras (BLM), en un centro que se centra estrictamente en los incendios forestales y de su personal. Y para mi sorpresa, fue una de las mejores decisiones y oportunidades que podía haber recibido.

Trabajando como operadora, no interactuo directamente con los incendios, lo cual está bien para mí, porque la verdad es que tengo un poco de miedo de ellos. Sin embargo, en los últimos tres años he tenido la suerte de interactuar directamente con muchos de los bomberos y el personal que se enfrentan a ese miedo durante todo el verano y combaten los incendios forestales para mantenernos a salvo …así como aquellos que ofrecen apoyo  a los bomberos, por lo que podemos protegerlos también. Todas estas personas son diferentes- practican diferentes estilos de vida y proporcionan perspectivas muy diferentes no sólo del fuego, sino también visiones del mundo. Sin embargo, hay una cosa que todas las personas que he conocido dentro de la comunidad de incendios tiene en común; un respeto inquebrantable y apoyo para sí mismos, para los que les rodean, y para la tierra que están trabajando muy duro para proteger. Aman lo que hacen, aman con quién trabajan, y tienen una única pasión por la aventura y arriesgan sus vidas para ayudar a mantener nuestra tierra hermosa y segura. Estos son algunos de los trabajadores que he conocido y algunas de las influencias más divertidas y honestas que no sabía que podía necesitar en mi vida. Durante los últimos tres veranos que he vuelto a mi ciudad natal para trabajar en nuestro centro de operadores, se han convertido en mi familia.

Aparte de ganar esta familia, he adquirido conocimientos sobre muchos aspectos del mundo que yo nunca había pensado. He visto los pros y contras de trabajar con el gobierno federal, y tengo respeto por los muchos procesos y personas que se ponen en marcha con el fin de proteger la tierra en la que vivimos. Se me ha empujado fuera de la zona de confort y he sido desafiada a seguir aprendiendo y llegar lo más lejos que pueda en mi conocimiento sobre este trabajo. He trabajado con gente que cree en mí, que me ha enseñado, y que le sigo gustando incluso cuando he complicado las cosas (que es, a pesar mío, muy amenudo) y me dan algo para desear cuando vuelva a casa en verano. He aprendido mucho más de lo que jamás creía acerca de las condiciones climáticas, la disposición de la tierra, la importancia de la plena extinción de un fuego de campamento, y la importancia de lat /long  desde el punto de origen de un incendio. Mientras proporciona entretenimiento a los que me rodean, también he aprendido que soy horrible en afilar herramientas, que no es inteligente usar calcetines de tobillo cuando se usa botas de montaña y haces la línea de fuego, que las fotocopiadoras no funcionan de la manera que deseas, y que es casi imposible leer el tiempo por la radio cuando la canción de Barney comienza a sonar en el ordenador de tu compañero de trabajo.

No hace falta decir que este trabajo ha sido una oportunidad por la que estoy muy agradecida. He aprendido un montón, he encontrado algunas de las mejores personas que haya conocido, y han sido capaces de poner mis ganancias hacia mi título universitario, que es algo por lo que estaré eternamente agradecida. Y si bien este artículo sólo es mi opinión personal, sé que muchas de las cosas que he dicho aquí las compartiré con los bomberos y los operadores que ha hecho de esto una carrera. Hay tantas personas que he conocido en los últimos tres años que terminaron haciendo del fuego su estilo de vida, cuando como yo, sólo habían planeado trabajar en esto como un trabajo de verano. Realmente creo que esto se debe a la gente que conoces y las experiencias que se obtienen durante tus años como bombero (o en mi caso, una operadora) que lo convierten en un lugar difícil de salir. Se convierte en un hogar y la familia para tantos, y no es algo que se puede encontrar en cada carrera “.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s